Radioaficionado Yo?

Por: Pablo R. Vaca R. HC1TPV

En 1992, antes de que estemos hiperconectados con redes de datos 4G en el bolsillo, mi papá me regalo un radio onda corta. Yo tenía solo 10 años y la verdad, un día jugando en esa parte que decía SW que no sabía qué mismo era y donde solo había ruido, desde mi balcón logré escuchar “Radio Nacional China, emisión para Latinoamérica transmitiendo desde Taipei, Taiwan, China”.

Trato de imaginar mi cara de asombro y sorpresa, un loco hablando al otro lado del mundo literalmente desde la  Isla de Formosa y yo desde este rincón del mundo escuchándolo en vivo y en directo (con ruido pero haciéndolo). En un mundo sin Internet aún eso era magia, y creo yo que fue esa chispa que desato la magia de la radioafición para mí.

El mundial  de Estados Unidos 94 y Francia 98 los pude seguir con un reloj que tenía un radio AM camuflado con audífonos durante las clases de colegio (nada de smartphones ni notificaciones).

En las tardes de deberes universitarios ahí estaba la banda sonora en alguna estación FM de fondo (ningún iPod, iTunes o posteriormente Spotify).Todos los días al manejar, las noticias o música en el auto.

Sin darme cuenta la radio estaba ahí siempre. Un día en un viaje a Orlando y ante la imposibilidad de conseguir un plan de datos para el teléfono compré unos walkie talkies de “50 kilómetros” para poder estar en contacto con la familia mientras visitábamos los parques y las compras. Simpáticos aparatos pero si alcanzabas un radio de 1 kilómetro era casi una proeza, me sentí estafado hasta que leí la letra pequeña “50 kilómetros en condiciones casi que imposiblemente, perfectas”.

El 2018 llega a mis manos un radio chino de esos que uno introduce las frecuencias. El “radio loco” interior me dice, si sabemos cuáles son las frecuencias en las que trabajan los walkie talkies quizá podamos utilizarlos en conjunto. Ahí empieza un estudio un poquito más técnico de lo que es HF, VHF y UHF.

Eureka! Encontramos las frecuencias de FRS/GMRS. Aprendí de tonos CTCSS y DCS, logré que funcionen en conjunto los bichos y dije, interesante el mundillo este, busquemos otros locos por acá que puedan explicarme como mismo funciona el asunto.

Así conocí al “tocayo” HC1E y a Rafa “HC1DX” (posteriormente conocí a Pancho HC1HN y somos los radio locos actuales), con paciencia me explicaban conceptos básicos hasta ese entonces desconocidos,  comunicaciones intercontinentales, largos de antenas, equipos necesarios, modos digitales. Una locura la cantidad de información en tan poco tiempo, por esos meses hubo transmisiones de SSTV desde la ISS y recibi en mi celular una “foto desde el espacio”

Me dieron la patada inicial y el apoyo, me decidí a obtener la credencial de operación para radioaficionado, en Julio del 2018 y desde ahí soy HC1TPV.

Aprendi FT8, consegui el WAS y el DXCC, entré a fonía, ahora estoy enganchado con Winlink y como mandar mails sin internet. Es un mundo que siempre ofrece algo nuevo por aprender y perfeccionar.  Ya que me he presentado más adelante conversaremos de cosas mas particulares.

Este breve resumen es para invitarte, yo también me preguntaba “radioaficionado y sacar licencia y papeleos, tontera y perdida de tiempo”, viendo en retrospectiva no podía estar más equivocado. Es un hobby que no se limita y donde puedes utilizar el pensamiento crítico, analizar, ejecutar y APRENDER.

Somos gente con ganas de aprender, nada más y nada menos. La satisfacción que obtienes al realizar pruebas con éxito en base a los supuestos que te planteas. Es muy agradable esa sensación de tener cada día una “nueva herramienta que algún día servirá”, y si no pues igual es bonito saber que puedes!

73 y ya seguiremos en contacto!

Scroll hacia arriba